miércoles, 25 de junio de 2008

Fin de etapa.!


Podemos pensar que la vida es una interminable sucesión de eventos, de idas y vueltas, de bienvenidas y despedidas. Y tendremos razón porque la vida es así, aunque parece injusto así tiene que ser. A veces he sentido la necesidad de intervenir ese destino de querer detener a quién se quiere ir, pero es ahora que he pasado algunas vivencias cuando me doy cuenta que hay que quitar las anclas que muchas veces le ponemos a nuestras relaciones. Las despedidas son tan comunes como respirar, es cierto que muchas veces lloramos y añoramos a la gente que se va, pero debemos pensar que llegará otra, mejor o peor nunca se sabe, pero si diferente, y que en esa partida nosotros crecemos y aunque parece que nos arrancan parte de nuestra vida: momentos, risas, llanto, abrazos y besos. La realidad es que es una lección para valorar más a las personas que ocuparán ese lugar. Creo que hoy superado mi miedo a las despedidas al darme cuenta que todos los días al despertar, me despido de la persona que fui el día anterior..





Las despedidas siempre duelen, aun cuando haga tiempo que se ansíen... (Arthur Schnitzler)



La puerta, por ahora, está cerrada. Entre abierta.. Quién sabe? Se puede abrir. Y no se sabe qué hay del otro lado. La costumbre genera seguridad. Ofrece garantías al igual que la rutina. El desafío de cambiar genera temor. Despierta preocupación. En pleno proceso de mutación, la incertidumbre altera el ánimo. Los nervios extreman su sensibilidad. Se pierde lucidez.. Como evitarlo? Tal vez sea el momento de darle cabida a los instintos? basta de razón. ¿basta?...(Autor desconocido o conocido?)


Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo. .. (Arabe Prov.)

5 comentarios:

Juancito Caminador dijo...

Si vuelves al comienzo de la obra perdida,
aunque esta obra sea la de toda tu vida.
Si arriesgas en un golpe y lleno de alegría,
tus ganancias de siempre, a la suerte de un día,
y pierdes, y te lanzas de nuevo a la pelea,
sin decir nada a nadie de lo que es y lo que era.

Eso de de mi amigo Rudyard... uno a veces puede perder a la gente que tiene al lado y hace a nuestro día a día, o nuestras cosas, o nuestro trabajo, pero ese nuevo comienzo, lleno de incertidumbre, también tiene su magia. Redescubrirnos todos los días, a esa nueva persona, que es diferente a la que se acostó a dormir ayer y somos notsotros, hace a la vida interesante.

Beso enorme!! Cada día me gustan mas tus pensamientos.

^_^

mago770 dijo...

A elevar anclas! y aspirar el aire puro y difrutarlo , la vida es arriesgarse y mas para los jovenes como nosotros (ja ja)
las cicatrices, seran recuerdos ,buenos o malos pero siempre mirar hacia adelante.

Todo PASA , TODO QUEDA
lo nuestro es pasar
pasar haciendo caminos
caminos sobre el mar

besos Andre y tenes muchisimo para dar
Mago

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Me rescordaste al "domestícame" del zorro al Principito...
y el temor al sufrimiento.
Pienso que duele...
pero evocar lo lindo también cicatriza.

Me gustó lo de despedirnos a diario...
tal vez lo use esta noche, antes de dormirme, en un monólogo interno:
Patricia, que descanses, fue un gusto haberte conocido hasta acá..mañana te veo. Y me duermo...sonriendo.

Un beso!!!!!!

virginia dijo...

"Las despedidas siempre duelen, aun cuando haga tiempo que se ansíen"

cuanta verdad.. eso me dolio mucho, y pensar que uno necesariamente tiene que despedirse de los restos de vida que depositó en los demás.. y ahí se van, llevandose lo mejor de uno, o tal vez lo peor.. cada día una se entrega de alguna manera en un sentimiento pequeño, pero fuerte al fin.. y eso se va con la otra persona.. se queda ahí, duerme en letardía.. se calla..

querida andre.. visitame en www.a18delsol.blogspot.com
no te digo que encontré el equilibrio (no, no!¬¬), pero vuelvo a volcar todo mi ser en ese pequeño espacio, y como siempre sos bienvenida.
^^

besitos

sil dijo...

las etapas son aprendizajes de vida.No hay que arrepentirse de lo que uno hace.
Es lindo saber que sos parte de mi etapa.besi
Sil