sábado, 21 de junio de 2008

Destino.!

Me lo han preguntado muchas veces, ¿Crees en el Destino?, muchas veces conteste que no, porque se me hacía ridículo vivir esta vida con un guión ya escrito desde hace mucho tiempo, con las personas que tenía que conocer, con las cosas que tenía que vivir, con las subidas y bajadas de este tren de vida, pero al paso del tiempo, con las cosas que me han pasado, he tenido que cambiar de opinión y creer que en realidad existe un destino. Platón decia que los espíritus vulgares carecen de destino..Sere vulgar entonces, por que me he dado cuenta que las personas llegan a nuestra vida en el momento indicado y se van en el momento correcto, así de simple. Nacimos en la familia ideal para nuestro crecimiento, tenemos los padres que necesitabamos, los hermanos que debíamos, los amigos han sido siempre los indicados para el momento y lugar, y que decir de nuestros enemigos que siempre son acordes a nuestra capacidad. También creo que el que actúa mal en esta vida, lo pagará mas adelante y vaya que lo pagan, que nuestra actuar por la vida cuando es honesto y bien intencionado nos rendirá muchos frutos más adelante, o por lo menos muchos nos extrañaran cuando hayamos muerto.Creo que en cada una de nuestras decisiones se modifica la vida de muchas personas como dice Serrat es caprichoso el azar, y yo digo que es caprichoso el destino y sobre todo necio que se empeña en que te vas a encontrar con quién te tienes que encontrar entro a mi correo y me encuentro la pregunta ¿Crees en el destino?, aunque no crea, el destino caprichoso me insiste en que lo haga...

"El destino baraja y nosotros jugamos..."Arthur Schopenhauer

"Tendremos el destino que nos hayamos merecido..."Albert Einstein

...Apenas es un pensamiento sin mayor sustento. No alcanza el nivel pretencioso de una hipótesis. Ni siquiera persigue el fin de convertirse en una señorial teoría. Sin embargo, cada vez se fortalece más la idea de que el destino está escrito con tinta indeleble. Uno puede intentar miles de trucos. Desde optar intencionalmente por un camino equivocado hasta salirse de la senda para dormir una siesta eterna. No sirve de nada. Tampoco tomar atajos, omitir señalizaciones, escapar, retroceder o acelerar. Inevitablemente, se acabará en el mismo lugar. Sólo somos actores, buenos o malos, que interpretamos un libreto. Y lo hacemos como podemos. El y ella. Ustedes. También vos y yo...

"A menudo se encuentra al destino en el camino que se tomó para evitarlo..."Jean de La Fontaine

3 comentarios:

mago770 dijo...

A nadie nos gusta vivir con un guion escrito.Muchas veces qise gambetear al destino y no pude.
Despues uno comprende, con dolor y con muchas preguntas , por que?.
y las respuestas llegaron y las mayorias para bien.
andar por el camino del destino, es como cuando le dabas la mano a tus padres hay que dejarse llevar.


Andando por la vida andando
buscando lo mas simple que es por
donde hay que empezar

Y asi tratar de llegar a los demas
sin importar que hay detras

Unos se van yendo otros llegando
unos caminando y otros corriendo
unos van riendo otros sufriendo

Quiero imaginar un mundo nuevo
donde el frio acompañe mi andar
y el amor sera en el invierno
el abrigo que me puede salvar.

muy lindo lo q pusiste,y agradecido
al destino por ser mi amiga
besos magicosssss

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Hola And, qué interesante tu planteo.
Son de esas cuestiones que se experimentan...entonces se fundamentan, o no.
En lo personal creo que se hace, es como la inercia. Si empujás hacia adelante, el cuerpo te sigue...como hamacarse.
Uno se orienta, luego avanza.
También creo que existe Alguien mayor que nos guía en nuestras decisiones.
Un abrazo hasta Temperley, desde Puente Pacífico.
:)
Y sos bienvenida!

Juancito Caminador dijo...

Ya lo dice Joaquinito... "Cuando me hablan del destino... cambio de conversación..." y por ahi Calamaro tira un "La suerte juega con cartas marcadas, no se puede cambiar", pero a mi se me antoja fatalista, y creo que somos artífices de nuestro destino, y que cada vez que decidimos, se abren varios caminos delante nuestro. Siempre con la posibilidad de retomar el que no elegimos en su momento, salvo que ese camino tenga nombre y apellido, y por causas de la vida, ya no esté mas ahí.
Hay que andar en esta vida... con buenas intenciones, tratando de relagar felicidad a nuestro alrededor y dejar una linda huella. Algún día los malos actos se pagan. Y si no es así, no importa. Los buenos actos nos hacen mas felices, y nos hacen sentir dígnos e íntegros, que son sensaciones demasiado valiosas.

Besotes, y no creo que seas un alma vulga... El vulgo es otra cosa. ^_^