sábado, 14 de junio de 2008

Rayuela.!


Julio Florencio Cortázar
Nacistes un 26 de agosto de 1914 y te fuistes nueve dias despues de mi nacimiento un 12 de febrero de 1984
..con tus ojos verdes y tu piel blanca te definias como un burguesito ciego a todo lo que pasaba mas allá de la esfera de lo estético, solitario e independiente...
Que escribir de Rayuela si todo está en Rayuela. Rayuela o la idea de poner todo en una novela abarcadora, múltiple, que al terminar
de leerla nos ha cambiado, definitivamente al terminar de leerla no somos la misma persona.
¿Algo más se le puede pedir a una novela?
Rayuela además de contar una historia (una historia de búsqueda profunda entre otras búsquedas e historias), plantea profundos problemas existenciales y se abre a toda clase de cuestiones. Cuando en 1963 se publicaba Rayuela, Cortázar cumplía 50 años. Y Rayuela marcó un antes y un después en las novelas y en Cortazar, porque rompía con toda clase de estructuras preestablecidas.
Así, cuando el lector abre este libro (que es muchos libros) se encuentra con un Tablero de Dirección. Justamente, en medio de esta gran “broma”, Cortazar nos plantea el libro, y nos damos cuenta ya de lo habitual que va a ser que lo más serio se nos plantee en un tono humorístico. Y uno entonces puede elegir leer la novela de corrido, del capítulo 1 al 56 y prescindir del resto de los capítulos, o puede utilizar el Tablero de Dirección y comenzar entonces por el capítulo 73. Este “orden desordenado” nos plantea desde el vamos una pluralidad de lecturas y nos saca del casillero de “lector pasivo” para tomar un rol mucho más activo al enfrentar esta novela; incluso uno puede plantear aún múltiples formas de lectura.
El libro está dividido en dos partes:
Del lado de acá y Del lado de allá, París y Buenos Aires.
Los personajes son entrañables:
la ternura de la Maga (el capítulo que escribe una carta a su hijo muerto es de lo mejor dela novela), Horacio Oliveira, Talita, Traveler, Remorino, Gekrepten, el circo, el manicomio, el gíglico (un nuevo lenguaje), la rayuela brillando difusa en el medio de la noche
...Todos deberíamos pasar más de una vez por la (experiencia) Rayuela, que no es más que excentrar el centro, recuperar la pureza perdida y la vida, intentar salir de los casilleros para inventar formas de sentir nuevas, mientras nos habituamos a los ritmos de la Maga, a las chinches de Oliveira, a la seducción de Talita, a la bondad de Traveler. Eso es Rayuela, en un texto que nos sorprende y nos hace sentir permanentemente “nuevos”, como cuando nos damos la primera ducha de cada día, o como cuando volvemos a ver una rayuela dibujada con tiza en la vereda.
No solo hay que leerla, hay que vivirla, jugarla...
Momentos Rayuela:
- Piolines tirados sobre la mesa de mi departamento tomando formas incompletas
- La imagen de la luna una noche cualquiera, ¡y pensar que a los que van volando hasta la luna en esos aparatos le dan torta frita con mate!
- Alguien pasando a mi lado entre tanta gente hablando solo para luego mirarme a los ojos y sonreírme. Y pensé que “un encuentro casual era lo menos casual de nuestra vida”
- Salir a caminar sin saber lo que buscamos pero saber que andamos para encontrarlo..
- La descripción de un beso con tanto sentimiento como en el capítulo 7
- Sentir que la felicidad es otra cosa, algo más triste.
- Presentir a la Maga a la vuelta de una esquina, con una sonrisa, cruzando de vereda en vereda para ver las vidrieras de una Córdoba que puede ser Paris o es Buenos Aires
- Verlo a Oliveira, si, a Horacio Oliveira caminando con un cigarrillo en la mano y la mirada perdida, pensando en Talita (¡que linda sos Talita!) o en la Maga, o en Traveler que nunca viaja. O verlo sentado en un café, leyendo, tomando cerveza tibia.
- Escuchar las palabras que nos limitan, nos condicionan, y seguir adelante.
- El hecho de vivir combatiéndose mientras esperamos la llegada de la noche tibia, que ya llega, que ya llega.- Mirar a un gato e imaginarlo calculista, incomprendido entre tantos.
- Y la rayuela. ¿Cuánto hace que no veo una rayuela?.
La rayuela como el pasaje de la tierra al cielo, y siempre estamos en busca del equilibrio que parecemos encontrarlo (aunque sea un ratito) al leer Rayuela.
...rayuela es la vida cotidiana, es sentir,hacer,amar y disfrutar. es aprender a vivir...?
Rayuela nos separaron ,pero falta muy poco para el reencuentro...

4 comentarios:

Juancito Caminador dijo...

Un grande nuestro vecino...

Prometo terminar de leer rayuela algún día.

Besos!!

mago770 dijo...

Y era tan natural cruzar la calle,subir los escalones del puente,entrar en su delgada cintura y acercarme a la Maga que sonreia sin sorpresa, comvencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual en nuestra vidas,
muy bueno, y como se ve me estoy devorando el libro
besos magicooooo

virginia dijo...

vos sabes que no lo leí, recibí miles de recomendaciones (y también críticas) pero acabo de leer tu entrada.. si te digo que me inspiro a su lectura me crees? :)
eso sí, Cortazar es GENIO.

Shampoo sin ceramidas dijo...

Que cosa mas hermosa que es ese libro...
No se puede describir, solamente leerlo, emocionarse, sentir, enamorarse, reirse del mundo y caminar por la rue de seine....